Aprender
francés y Inglès

Inmersión y cursos para adolescentes o adultos que deseen aprender o mejorar su francés.

Alojamiento

Una familia anfitriona cerca de Vazerac

Familias anfitrionas cerca de Vazerac

Habla como un nativo

Nuestros cursos de inmersión con una familia anfitriona garantizan que mejores tu dominio del idioma hablado y tus competencias comunicativas en general, sumergiéndote en el idioma y facilitando la comunicación diaria con hablantes nativos. Tomar clases particulares en nuestra escuela de idiomas por la mañana y regresar en la casa de tu familia anfitriona por la tarde, así tendrás la oportunidad de poner en práctica tus nuevas competencias lingüísticas en una situación auténtica.
Ve por ti mismo una mejora drástica no solo de tus capacidades para hablar y escribir con fluidez, sino también de tus capacidades para escuchar y leer, a medida que asimilas acentos y vocabulario en un ambiente inglés/francés. Si tienes al menos 14 años, un curso de inmersión con una familia nativa es la mejor manera de descubrir tanto el idioma como la cultura.

Anfitrionas seleccionadas con cuido

Seleccionamos todas nuestras familias anfitrionas según tus metas y requisitos específicos. Todas viven no más de 10 minutos en coche de Vazerac, donde está situada nuestra escuela de idiomas. Seleccionamos nuestras familias anfitrionas con gran cuidado. Todos los anfitriones deben someterse a una evaluación extensiva de sus antecedentes para garantizar tu seguridad durante tu estancia.
Siempre hacemos lo mejor para asegurarnos de que tengas una experiencia positiva de inmersión, ofreciéndote la familia más adecuada según tu perfil personal. Siempre tratamos de encontrar una familia con intereses similares a los tuyos. Aprender un idioma debería ser divertido, y cuando hablas sobre los temas que te interesan y participas en actividades que te gustan, tus competencias lingüísticas mejorarán con poco esfuerzo.

Descubre la cultura

Nuestros cursos de inmersión son una forma fantástica de mejorar tu comprensión de la cultura inglesa/francesa y la vida familiar cotidiana. Nuestras familias anfitrionas tratan de promover el intercambio de culturas y estarán encantadas de compartir aspectos de su vida cotidiana, su cultura y sus tradiciones durante tu estancia.
Con una familia francés, por ejemplo, las discusiones a la hora de la cena sobre el principio de la « laicité » (laicidad), la historia de la población migratoria en Francia, y la actitud hacia la comida que prioriza la calidad a la cantidad, permiten llegar a una comprensión más cabal de la cultura francesa.

Tu alojamiento

Con tu familia anfitriona, tendrás tu propia habitación con una cama sencilla o doble. Cada habitación tiene un escritorio o una mesa, una silla, una lámpara, un armario y una cómoda. La familia te dará lo que necesitas para lavar la ropa y te lavará la ropa de cama una vez por semana. Los baños privados están disponibles a solicitud, así que puedes especificarlo en tu formulario si lo quieres.
Disfruta del desayuno y la cena con tus anfitriones, lo que te dará amplia oportunidad de conversar en la lengua meta.
Es posible que haya diferencias entre tu cultura y la cultura de tu familia anfitriona, así que fomentamos la comunicación y una actitud abierta. Habla con Didier o tu familia anfitriona si podemos ayudarte en algo para que te sientas más cómodo en esta nueva cultura.

Tu guía al suroeste de Francia

Nuestras familias están para ayudarte a descubrir lo más posible de Occitania durante tu estancia. Te acompañarán a los eventos locales, te introducirán a la cocina auténtica, harán excursiones deportivas contigo, y te ayudarán a descubrir el paisaje pintoresco de la región.
La región de Occitana es conocida por sus productos de pato, así que puedes tener la oportunidad de probar el famoso ‘confit de canard’ durante tu estancia.

'Dis-moi ce que tu manges et je te dirai qui tu es’

La abundancia de productos agrícolas locales en Occitania hace que casi nunca se importa la comida en nuestra región. La fruta y las verduras se cultivan de sobra durante todo el año, y son de excelente calidad. Muchas familias cultivan sus propios productos, así que puedes disfrutar de los deliciosos alimentos de temporada que ofrece el suroeste de Francia.